miércoles, 29 de marzo de 2017

MI PLAN DE PARTO Y NACIMIENTO


El plan de parto es un documento escrito que la mujer embarazada utiliza para manifestar sus deseos y expectativas en relación a su parto. Éste suele servir de orientación al equipo de profesionales que están contigo en el parto. 

Es un documento, cómo he dicho, orientativo, y que se cumplirá en mayor o menor medida en función de cómo se desarrolle el parto, pues éste puede ser imprededible, y está destinado para un parto normal. Si el parto termina de forma instrumentalizada o mediante una cesárea es posible que muchas de las ideas que contemplabas no se puedan cumplir.

Aunque recomiendan que se elabore sobre las semanas 28-32 yo lo hice en la semana 36 de embarazo. En mi Comunidad Autónoma, Andalucía, te lo dan impreso en formato libro. En algunos otros sitios no lo dan, tienes que elaborarlo tú o descargarlo de la web de la Consejería de Salud de la Comunidad correspondiente. A mi me lo dió mi enfermera en el centro de salud. Me parece muy útil que venga así porque vien todo muy bien explicado y sólo tienes que seleccionar aquellos apartados que quieres que se cumplan o rellenar aquellas anotaciones que creas conveniente. 


En mi plan de parto y nacimiento venían explicados una serie de apartados con los protocolos que seguían en mi Comunidad y, tengo que reconocer, que estaba bastante de acuerdo con la mayoría de ellos porque eran bastante cocherentes y se podría decir que estaban basante en relación con el tipo de parto que yo quería.

Los puntos que venían establecidos en mi plan de parto como algo que se daba por hecho eran los siguientes:

PARTO
  • Para la protección del derecho a la intimidad, sólo estarán presentes en el parto las personas necesarias, que se presentarán e identificarán para su reconomiento.
  • Hay hospitales que tienen profesionales en formación con capacidad asistencial que actuarán siempre bajo la supervisión necesaria, con su conocimiento y autorización.
  • En caso de presencia o participación de otras personas se solicitará su consentimiento con antelación.
  • En la medida de lo posible será atendida por el mismo personal durante todo el proceso. No obstante esto se verá condicionado por la disponibilidad en cada momento.
  • La administración de enemas se realiza para facilitar la evacuación de heces. En gernal, no son necesarias antes del parto. En caso de estar indicado, se informará porqué y se solicitará su consentimiento.
  • El rasurado del vello genital no es necesario antes del parto. En caso de episiotomía o desgarro puede estar indicado, en ese momento, su realización en la zona del periné, para facilitar la sutura. 
  • En general, no hay razones que impidan beber agua o zumos durante la dilatación. Si no es posible por alguna circunstancia será informada del motivo. Puede por tanto, si lo desea, pedir alguna bebida al persona sanitario que actuará según el caso.
  • En un parto normal no será necesario estar conectada permanentemente a un monitor, lo que permitirá mayor libertad de movimientos. En caso de emplear anestesia epidural será necesario un control más continuado.
  • No es aconsejable la administración rutinaria de medicamentos (oxitocina) para acelerar el parto, salvo que exista una indicación médica para ello. En caso necesario se le informará del motivo y se le solicitará su consentimiento.
  • La canalización de una vía venosa no es imprenscindible en los cuidados de un parto normal. No obstante, se puede poner sin estar conectado a un sistema de goteo, lo que permite la movilidad y facilita la administración de medicamentos si fueranecesario.
  • En todos los casos se deben realizar los tactos vaginales mínimos necesarios para evaluar la evolución del parto por el personal responsable del mismo. En caso de que otro profesional, por razones de consulta o formación, los realice, se le informará y solicitará su autorización con anterioridad.
  • No es preciso realizar sondaje vesical durante un parto normal. En caso de ser necesario, le informarán de lsa causas así como del procedimiento y solicitarán su consentimiento.
  • En general, la bolsa que envuelve al bebé se rompe espontáneamente y no es necesario hacerlo antes del parto. Pero existen situaciones clínicas en que está indicado. Si es así, le informarán de los otivos y se solicitará su consentimiento.
  • Actualmente no se considera adecuada realizar una episiotomía de forma rutinaria ya que puede tener complicaciones y efectos negativos. Si fuera necesaria le informarán y solicitarán su consentimineto.        
  • En un parto normal, la mujer debe realizar los pujos cuando sienta la necesidad de hacerlo y la dilatación es completa. Empujar en otros momentos y/o de forma continuada no es necesario ni beneficioso, salvo en situaciones como la anestesia epidural que produce una disminución de la sensibilidad y del deseo de pujo.
  • El cordón umbilical se corta cuando ya ha dejado de latir, salvo que exista alguna circunstancia justificada que haga necesario realizarlo antes. 
  • Si va a donar la sangre del cordón, se seguirá el protocolo establecido para ello, del que se le habrá informado durante su embarazo antes de hacer la donación.   
  • El manejo del dolor durante el parto y las posibilidades de tratamiento son muy diversas. Durante su estancia se cuidarán aspectos como la intimidad, ambiente tranquilo, movilidad, relajación y otros que contribuyen a una disminución de la percepción del dolor. Infórmese de las alternativas disponibles en su hospital antes de tomar decisiones.
  • La elección de la postura y lugar de parto dependerá de cada mujer y  de sus necesidades y deseos en cada fase del musmo. Aunque ello puede verse condicionado por la evolución normal o no del parto y por los medios disponibles en cada hospital. 
  • La restricción de la libertad de movimientos durante el parto no es una práctica aconsejada, por lo que es recomendable que cada mujer eliga lo que precise en cad momento. En caso necesario, el personal sanitario le indicará lo más conveniente.
  • En caso de disponibilidad en su centro, puede solicitar el uso de bañera o ducha durante el parto, de forma que le indique el personal que le atiende y siempre que la evolución del parto lo permita. 
 NACIMIENTO
  • En general se debe colocar al bebé en contacto directo con su madre al menos las dos pirmeras horas de vida o durante el tiempo que ella desee. En caso de no ser posible se explicará el motivo. 
  • Las actuaciones no urgentes (talla, peso y otros cuidados y tratamientos) se pueden aplazar para permitir el contacto madre e hijo.
  • La aspiración de secreciones de forma rutinaria tras el nacimiento en el recién nacido sano no es una práctica aconsejable. En caso de ser necesaria se le informará sobre las circunstancias que la motivaron.
  • La realización de sondajes tras el nacimiento en el recién nacido sano no es una práctica aconsejable. En caso de ser necesaria se le informará sobre las circunstancias que lo motivaron.
  • Tras el nacimiento, las autoridades sanitarias y organizaciones científicas, recomiendan la administración a todo recién nacido de: Colirio o pomada antibiótica oftálmica, vacuna de la Hepatitis B (1ª dosis) y vitamina K.
  • En caso de haber optado por lactancia materna a su bebé, el inicio inmediato tras el parto es la mejor opción. Así mismo se le consutará antes de dar cualquier otro tipo de alimentación al bebé si fuese necesario.
  • La lactancia ha de realizarse, siempre que sea posible, de forma exclusiva y cuando el bebé lo demande. No deben establecerse horarios ni duración de la toma. Tampoco ofrecer, salvo por indicación médica, suplementos de leche artificial, sueros ni tetinas.
  • El personal que la atienda le asesorará sobre la forma adecuada de dar el pecho y, en su caso, de cómo preparar y administrar leche artificial.
  • De forma general, no se deben ofrecer chupetes a recién nacidos alimentados al pecho. Aunque pueden ser útiles para establecer la succión no nutritiva en bebés prematuros.
  • El baño del recién nacido no es una práctica aconsejable en las primeras horas de vida, pudiendo retrasarse hasta el segundo día o más si las condiciones así lo permiten. Cuándo hacerlo por primera vez es una decisión personal.
  • Siempre que sea posible su hijo permanecerá junto a usted. La separación sólo podrá hacerse por motivos claramente justificados que deberán constar en la historia clínica. En caso necesario, se le informará y solivitará su consentimiento.
  • La duración de la estancia se ajustará a la situación de salud tanto de la madre como del recién nacido. En cualquier caso, ésta será la mínima posible.
  • En los partos sin complicaciones graves, madre y bebé compartirán siempre la misma habitación. En caso de ingreso de uno de ellos en unidades especiales, se facilitará el mayor contanto posible.
Me gusta el hecho de que vengan establecidos así porque de esta forma si algo no te gusta o no quieres que lo hagan contigo y se salen de lo establecido, siempre puedes ampararte al plan de parto escrito por la Consejería competente.

A parte de esos puntos comunes, venían ciertos apartados para que cada uno lo rellenase según sus preferencias. Éstos son los que yo rellené:
  • Deseo estar acompañada en todo momento por mi madre (su nombre).
  • Preferencia por un tipo de habitación individual (en mis hospital son todas así).
  • Desería usar mi propia ropa.
  • Desearía, si es posible, que mi acompañante cortara el cordón. 
  • He autorizado la extracción de sangre del cordón para su donación.    
  • Deseo analgesia epidural. 
  • Deseo utilizar material facilitado por el hospital.
  • Deseo que mi pareja/acompañante pueda participar en el proceso cuando yo lo solicite.
  • Si yo no puedo realizar el piel con piel con mi hijo deseo que lo realice mi padre (su nombre).
  • Deseo realizar los cuidado e higiene del bebé con apoyo y ayuda de mi acompañante o pareja. 
  • Deseo dar el pecho.  
En mi caso, al ingresar, la matrona encargada de mi parto se lo leyó y me dijo que lo cumpliría en la medida de las posibilidades, siempre y cuando el parto lo permitiese. Y así fue así que estoy muy contenta. Es ciero que hubo puntos que no pudieron cumplir por la forma en que terminó mi parto pero aún así su actitud fue muy positiva y todo me lo iba informando para pedirme mi consentimiento.  

- - - - 

¿Realizaste tu también un plan de parto? ¿Lo cumplieron?

12 comentarios:

  1. Yo ni tuve plan de parto ni nada salió como yo pensaba o esperaba. No quiere decir que fuese mal pero fue un parto raro. Eché de menos más comunicación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, y eso? Qué ganas de leer tu parto. Yo lo hice por tener unas líneas generales y tuve suerte porque se cumplió casi todo pero claro, influye mucho como desemboque el parto. Un abrazo guapa!

      Eliminar
  2. Yo hice uno en el caso de mi primer hijo....estuve orientada en unas profesionales del parto humanizado, fui a mi curso de parto natural sin dolor, separé mi sala de psicoprofilaxis, hable al banco de cordón...... pero bueno que te diré
    en el caso de parto no fue nada como lo estuve planeando... no fue mágico ni fui tan organizada como lo estuve ensayando....después de horas horas horas de estar en labor de parto.....decidieron que era tiempo de hacerme una cesárea....Por fin nació un bebe de 4 kilos y medio...y mi plan de parto...quedó ahi..... a medias.

    ResponderEliminar
  3. Ay ¡tengo que ponerme! tengo mucho miedo a este parto porque el primero no fue nada nada respetado... y claro, había pensado en llevar un plan de parto, lo tengo qeu imprimir y a final de mes que tengo la ultima visita con mi médico creo que hablaremos de ello :)

    ResponderEliminar
  4. A mí es que se me torcieron los planes de parto dos veces pero considero indispensable estar informada, así que buen post.

    ResponderEliminar
  5. Pues no recuerdo haber realizado ningún plan de parto 🤔🤔🤔 y no hace tanto que nació Manzanita!!! (Bueno ya 3 y pico) pero no, no lo recuerdo 😅
    Pero desde luego me parece muy bien darle esta información a la mamá embarazada antes de su parto.

    ResponderEliminar
  6. En Baleares cuando yo dí a luz no había plan de parto, ahora lo desconozco. Pero el protocolo era muy parecido a lo que ofrecen en Andalucía. Yo no tengo queja ni del hospital ni del trato lo volvería a repetir exactamente igual.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. yo no hice plan de parto, ni conocia su existencia...y aqui la verdad, aun no se usa. Pero lo encuentro muy util y necesario para sentar las bases de lo que uno espera y quiere

    ResponderEliminar
  8. Yo me informé para llevar el plan de parto, pero ya me dijeron que era un poco tonteria porque ellos con la frase de "se cumplirá siempre que se pueda", ya pueden hacer lo que quieran. Pero me tranquilizaron diciendo que ese hospital era conocido por ser respetuoso y la verdad, aunque al final no lo llevé, tuve el parto que quería: Sin epidural, libertad de movimientos, piel con piel, sin separación en ningún momento, solo con matrona y sin ginecólogos ni mas ayuda si no era necesaria etc. Doy gracias porque haya hospitales así,tan respetuosos.

    ResponderEliminar
  9. Lo cierto es que me parece genial lo de realizar un plan de parto. Aunque cuando tuve a mis hijos no lo hice, no lo sabía...Mi primer parto fue muy medicalizado sin embargo el último mucho más natural para ser en hospital. Al nacer el peque lo primero que hicieron es colocarlo sobre mi pecho..Reconozco que va muy bien yo lo único que hice fue hablar de como quería ls cosas pero nada por escrito!

    ResponderEliminar
  10. Me parece muy curioso y acertado, la verdad es que cuando tuve a mis hijos no lo plantee bueno, de hecho ni pensé que pudiera hacerlo. Es estupendo que se vayan dando pasos hacia el respeto durante el parto.

    ResponderEliminar
  11. Aquí el plan de parto va incluido en la cartilla del embarazo. Y bueno... Yo lo hice a conciencia en mi primer embarazo y caso caso... a eso en concreto no le hicieron. De todos modos, en este segundo lo volveré a hacer porque creo que depende de quien te toque le echa mas cuentas o menos al plan de parto. Aunque no debería ser así...

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario en este post das tu consentimiento para el almacenamiento y gestión de tus datos por parte de Andrea Sánchez, responsable de Las aventuras de bebé pingüino, cuya única finalidad es gestionar los comentarios que realizas en este blog. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Blogger (operador de web) y no serán utilizados para ningún tipo de uso comercial ni publicitario. Podrás ejercer tu derecho a modificar o eliminar tus datos enviando un email a: lasaventurasdebebepinguino@gmail.com

No olvides leer la Política de Privacidad, Aviso Legal y Política de Cookies de este sitio web para consultar todo lo relativo a Protección de Datos e información adicional (lo puedes encontrar en la parte inferior del blog)

¡Anímate a comentar! Me hará mucha ilusión leerte.