viernes, 31 de marzo de 2017

MI MALETA PARA EL HOSPITAL


En general, he sido una persona muy previsora en el embarazo. A los 5 meses ya tenía el carrito y a los 7 meses tenía toda su habitación preparada: ropa lavada, planchada y colocada en sus cajones y armario, cochecito montado, silla del coche preparada, cuna y moises montados y, por supuesto, las maletas para el hospital, la suya y la mía.

En mi caso, iba a dar a luz en un hospital público y, aunque no me habían facilitado ninguna lista de lo que debía llevar, sabía que realmente no necesitaba llevar demasiadas cosas obligatorias, opcional lo que quisiese, claro. Así que en base a eso hice las bolsas. Tengo que reconocer que me pasé bastante, yo ya sabía que no iba a utilizar casi nada pero aún así me hacía ilusión llevarlo todo, supongo que sería cosa de primeriza. Además, el hospital estaba a 10 minutos de casa, con lo cual mis padres podrían ir y venir para traerme lo necesario.

Las cosas que llevé las clasifiqué en dos bolsas, una para bebé pingüino y otra para mi:


La ropa que metí en la bolsa variaba entre 0-3 meses y entre 50-56 centímetros. Sobre un mes antes de nacer, como me habían dicho que bebé pingüino uba a ser enorme, intenté rehacer su bolsa, cambiando su ropita por tallas superiores, pero al final opté por dejar la misma porque pensé que por muy grande que naciese le tendría que estar bien al menos un día y sino siempre podrían ir a casa y traerme algo más grande. 

La bolsa de bebé pingüino era de la marca Coimasa, de su colección Pirulos. La compré exclusivamente para el hospital y para viajes. Era amplia, con un cambiador y varios bolsillos por dentro y por fuera. Se podía colgar también en el carrito de dos formas. Y lo que más me gustaba es que estaba hecha con un material resistente y fácil de limpiar. 

Para mí utilicé una bolsa de Decathlon que tenía en casa y que solía usar para viajar. 


En mi bolsa también metí el cargador del móvil. Y una cosa importante que se me olvidó meter fue algo de ropa para salir del hospital. Mi idea era salir con la misma con la que entrase en el hospital cuando ingresase pero como rompí aguas el pantalón se fue mojando durante el trayecto al hospital así que mi madre me trajo la ropa al salir de allí. 

Una cosa que no debéis olvidar llevar es la sillita para el coche del bebé, para cuando vayáis a casa. Yo no la llevé el día del parto porque como vivía cerca mi padre se encargó de traerla el día que me dieron el alta.

Como véis fui demasiado previosora. Ya os adelanto que no utilicé prácticamente nada pero más adelante os detallaré cuáles fueron los aciertos y errores de mis maletas de hospital. 

- - - -

¿Y tú, metiste tantas cosas como yo? ¿Cuáles fueron tus imprenscindibles?

29 comentarios:

  1. Justo hace un par de días encontré una nota en el móvil con mi lista. Llevé menos cosas que tú para el peque y aun así sobró. Además q mi madre lo que se manchaba, se lo llevaba y me lo traía limpio al día siguiente jejejejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, estas madres! Pues sí, son demasiadas cosas, la verdad. Y más aún teniendo la casa tan cerca. Pero me hacía tanta ilusión!

      Eliminar
  2. Me ha encantado leer tu post, me recuerda cuando yo preparé listas y maleta. Que por cierto la maleta que yo compré, era de la misma marca que la tuya. Además perdí la cuenta de las veces, que hice y rehice la maleta, esperando que llegara el gran dia. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Es que son momentos que hace mucha ilusión, verdad? Al menos así lo viví yo. Me da mucha nostalgia recordar estos momentos. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Madre mía pues sí que eres previsora!!!! Yo con el mayor cómo llegó una semana después de cuando le esperábamos si lo tenía más o menos organizado (aunque no llevaba ni la mitad de las cosas que tú 😜) pero con la Manzanita que se adelanto no llevé nada me fui con lo puesto 😅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, claro, si se adelantan no dan tiempo a nada. Yo es que suelo ser bastante previsora y me gusta tenerlo todo controlado. Aunque luego no use nada, claro.

      Eliminar
  4. La diferencia de dar a luz en un hospital privado o público en gigantesca. Recuerdo que en el público donde yo di a luz a mi primera hija, te lo daban todo. Sólo tenía que llevar la ropa del día del alta.
    Sin embargo cuando en mi tercer parto en la privada... me tuve que llevar de todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que hay diferencia, si. En mi caso, como dije, me lo daban todo pero yo me quedaba más tranquila llevando mis cosas, o "paseándolas" mejor dicho.

      Eliminar
  5. Jolín que lista más detallada. Me encanta.
    Está lo justo y necesario, ni más ni menos.... Ah! sí cuando fue a dar a luz a mi segundo hijo recuerdo que me llevé una foto de mi hija mayor y la puse en la mesita de noche. Je je

    ResponderEliminar
  6. Madre mia, tengo que hacerla ya. También que cuento con mi marido que tendrá que ir viniendo a casa a sacar al perro y me puede traer las cosas si me dejo algo, pero vaya, que de 33 semanas toca empezar a tener listas estas cosas :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, eso es lo bueno que si falta algo te lo puedan traer. Aún es pronto, pero no viene de más que vayas poniéndote, eh? Que ya veo el ritmo que llevas! jajaja.

      Eliminar
  7. a mi me pasó como a ti me llevé más cosas de las necesarias al hospital, pero es que hace tanta ilu!! También lo tenía todo preparado con antelación en los tres embarazos, y es que no me gusta para nada dejarlo para lo último que es cuando ya estás muy pesada!! me encanta la bolsa del bebé!! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A qué si hace ilu? Que nadie me comprendía y yo sólo quería disfrutar como buena primeriza. Que si luego tengo otro ya no tendré esa oportunidad y tendré que haber aprendido de los errores pasados! Gracias guapa!

      Eliminar
  8. Madre mía yo veo vuestras listas y no se si yo iba de ingenua o de avispada jaja. Mi maleta, una para los dos, solo llevaba cosas de aseo, ropa para salir y cargador del móvil. Nada mas. Aquí nos dan todo en el hospital así que ni pañales, ni bodis, ni ropa ni nada. En el fondo, mas simple, genial para mi que me gusta ir ligera de equipaje jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas bien, vas bien. Yo es que soy así, prefiero llevar de todo y mucho. Me hacía ilusión.

      Eliminar
  9. Muy buena lista... yo fui metiendo cosas y preparé la bolsa en la semana 30, convencidisima de que iba a salir antes de tiempo, luego salió en la 41+3 y sabes que paso? ¡No me valía la ropa que había metido para mi misma al salir del hospital... meti unos vaqueros! No sé en qué estaría pensando la verdad xDDD

    Siempre he tenido curiosidad, entre una muselina y el arruyo la diferencia es el tamaño, no? porque el tejido es muy similar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si que tardó en salir! Yo no sé muy bien la diferencia. Mi arruyo era de otra tela, no tenía nada que ver con la muselina. Había sido de mi madre cuando era bebé así que imagínate. También el tamaño, creo. La muselina es bastante más grande.

      Eliminar
  10. Yo debo de ser un desatore. Que preparada Se! A mí en el hospital de todas maneras no me hizo falta de nada, excepto ropa para los peques y camisón para mí si no quería llevar los del culo al aire del hospital.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tampoco me hizo luego falta casi nada. Ya digo, "pasee" la bolsa. Ilusiones de primeriza lo llamo.

      Eliminar
  11. Pues tantas cosas no metí porque al ser un hospital público allí te dan todo lo necesario hasta el momento de salir. Lleve mas cosas para mi que para ella. De todos modos luego me fueron trayendo otras conforme me fueron haciendo falta.
    Ahora tendré que volver a empezar a pensar en ello, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, eso me pasó a mí. Yo sabía que no me hacía falta casi nada pero igualmente me hacía ilusión llevarlo.

      Eliminar
  12. Yo soy un desastre para esto de preparar las bolsas.
    Mi primera vez la hice dos dias antes de parir y mi hija nacio salió a las 39 semanas y con mi hijo más o menos igual.
    En mi caso además mi hija nació enorme asi que no le valía nada y tuvieron que irselo a comprar.
    Asi que con el segundo no me estresé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si? No te valía la ropa? Qué faena! El caso es que el mío tb fue grande y pude ponerle toda la ropa, incluso la de 50cm.

      Eliminar
  13. Yo fui previsora en el primer parto...en el segundo casi hago la bolsa de camino jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, eso es porque ya no eras primeriza. Veo que suele pasar. Que con el primero se organiza todo muy bien y con el segundo no tanto.

      Eliminar
  14. Hola, gracias por contarnos esa aventura acerca de lo preparada que estabas a los 5 meses de estar embarazada, siempre es bueno anticiparse a estas situaciones ya que nunca se sabe las situaciones que pueden surgir en ultimos momentos... me gustó saber que tambien tenías un coche para tu bebé ya que son muy importantes a la hora de salir a caminar con ellos en la calle y de verdad que ahorran mucho pero mucho cansancio

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario en este post das tu consentimiento para el almacenamiento y gestión de tus datos por parte de Andrea Sánchez, responsable de Las aventuras de bebé pingüino, cuya única finalidad es gestionar los comentarios que realizas en este blog. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Blogger (operador de web) y no serán utilizados para ningún tipo de uso comercial ni publicitario. Podrás ejercer tu derecho a modificar o eliminar tus datos enviando un email a: lasaventurasdebebepinguino@gmail.com

No olvides leer la Política de Privacidad, Aviso Legal y Política de Cookies de este sitio web para consultar todo lo relativo a Protección de Datos e información adicional (lo puedes encontrar en la parte inferior del blog)

¡Anímate a comentar! Me hará mucha ilusión leerte.