lunes, 29 de junio de 2020

NUESTRA BIBLIOTECA: EL MAR

Hacía ya algún tiempo que no publicaba ninguna reseña en el blog, y es algo que me gusta mucho, así que hoy, retomo esta sección con un libro muy adecuado para la estación en la que nos encontramos.

El libro se titula "El mar", está escrito e ilustrado por Allison Black y es de la editorial SM. Pertenece a la colección "Mi primer libro de tacto" en el que, si quieres, puedes encontrar otros títulos como: La granja, La selva, Los dinosaurios y Los vehículos, todos igual de estimulantes para los primeros lectores.

Nuestra biblioteca: El mar

Este cuento, es un pequeño libro de tacto, de pastas y hojas duras. Perfecto para las manitas de los más pequeños, pues está destinado para niños a partir de 18 meses por lo que les ayudará a desarrollar su motricidad fina al levantar las solapas que hay en las distintas páginas y estimulará su sentido del tacto al pasar sus dedos por las distintas ilustraciones, buscando animales marinos en cada página.

Precisamente son esas solapas que aparecen en su interior, acompañadas de un texto breve, las que animan a los más pequeños a investigar qué hay detrás de ellas, ayudando a despertar su curiosidad y a querer aprender más sobre los distintos animales que habitan en el mar. 

Es un libro muy divertido y colorido, con unas ilustraciones muy bonitas. ¡Muy recomendable para esta estación del verano! Además, tiene un tamaño perfecto para disfrutar de su lectura en cualquier parte.
 
Nuestra biblioteca: El mar

Si te ha gustado la reseña y el libro te parece interesante, no dejes de visitar la página del libro en su web! Además, también podrás comprarlo si quieres!!!
https://es.literaturasm.com/libro/casa

sábado, 11 de abril de 2020

NUESTRAS CANCIONES: SOLO SI ES CONTIGO

Hoy es un día especial, un día que recordaré siempre, y es que hoy hace 4 años de mi FPP. No naciste un día como hoy, te adelantaste varios días, pero me gusta recordar también esta fecha porque durante muchos meses fue el día con el que soñaba cada noche. El día en el que, por fin, te encontraría. Y como viene siendo ya tradición, cada año por estas fechas, a parte del post de tu cumpleaños que ya publiqué, me gusta añadir un poco de música a estos días mágicos y especiales para nosotros. Y como siempre, con una canción que me acerca a ti cada vez que la escucho.

Nuestras canciones: Solo si es contigo

Si soy sincera, creo que no había escuchado nunca esta canción hasta que una noche, al terminar de ver una película española, sonó de fondo y me transportó a Bebé Pingüino. Luego la busqué y pude volver a oirla de nuevo. ¡Me encantó!

Y ¿por qué esta canción? Pues porque representa cómo me hace sentir mi hijo, lo que haría por él, a donde iría por él... ¡Todo! Y, porque desde que él estaba en mi mente, ya nada más era imporante. Solo me hace realmente feliz el poder estar con él. Y eso es algo que tengo mucho más presente cuando tengo que estar fuera de casa por trabajo. Se me hace muy duro porque necesito que él esté cerca.

Porque desde que él llegó es el único protagonista de mis días y mis noches. Todo gira en torno a él. Yo misma lo hago. Porque mi vida cambió. No sólo desde que él nació sino desde que lo imaginé a mi lado por primera vez. Porque desde que lo tuve en brazos por primera vez supe que no querría separarme de él ni un sólo instante y que, con sus cosas mejores y peores, la maternidad iba  a ser lo mejor que me iba a pasar en la vida. Y así ha sido. Y ahora no me imagino un lugar mejor en el mundo que a su lado. Sólo con él.

BOMBAI CON BEBE: SOLO SI ES CONTIGO


Nuestras canciones: Solo si es contigo

jueves, 9 de abril de 2020

CUARTO CUMPLEAÑOS DE BEBÉ PINGÜINO

Un año más nos toca celebrar juntos la vida. Y un año más vuelve a ser un cumpleaños atípico. Si el año pasado no podíamos estar juntos en este día porque me había tocado trabajar fuera y la celebración tuvo que postponerse, este año nos ha querido compensar teniendo que estar juntos y sin poder salir de casa. No podremos salir a celebrarlo fuera, ya lo haremos cuando podamos, pero sabes que eso no es algo importante para nosotros. Lo único que nos importa es poder estar juntos.

Ahora me siento, pienso y miro atrás. Cómo ha cambiado mi vida en estos cuatro años. Cómo tras años eternos de lucha tu llegada me colmó de felicidad pero, a la vez, hizo que las manillas de mi reloj pasaran cada vez más y más rápido. Porque es así como lo siento, cada año se me escapan los días antes.

Cuarto cumpleaños de Bebé Pingüino

Hoy es tu cuarto cumpleaños y aún no puedo creer que ya seas tan mayor.

A tus cuatro años (o 48 meses, porque yo aún, en ocasiones, sigo pensando en meses, así me parece que eres más pequeño) mides casi 1,10cm y pesas casi 20kg. Ya usas una talla 27/28 de calzado. Eres un niño muy bueno pero te cuesta obedecer mucho y eso nos genera muchos conflictos. No eres nada tranquilo, te gusta estar constantemente haciendo cosas y moverte. Eres muy activo aunque eres bastante casero, como yo. Si durante algún tiempo pensé que serías un niño independiente y no demasiado cariñoso durante los últimos dos años has demostrado lo contrario. De hecho cada vez me buscas más y siento que me necesitas más. Y no te culpo. A mi me pasa lo mismo. Por suerte, eres un niño que no se suele poner malo casi nunca, salvo resfriados comunes.

Seguimos colechando juntos. Seguimos con la lactancia materna. Y, en ocasiones, seguimos bañándonos juntos. Porque, a pesar de lo rápido que va el tiempo, a nosotros hay cosas que no nos gusta que cambien. ¡Ya lo harán cuando sea el momento! Porque no hay cosa que me gusta más que despertarme a media noche y verte ahí junto a mi.

Igual que pasó el año pasado, este año me ha tocado trabajar fuera de casa y estar separados durante la semana. Por suerte, esta vez ha sido mucho más cerca y sin tantas horas de viaje en medio por lo que el viernes después de comer yo ya estaba en casa para dormir la siesta contigo. El año pasado yo lo llevé muy mal, pero tú parecías llevarlo bastante bien. Sin embargo este año ha sido diferente. Yo lo he llevado bastante mejor, pero tú no. Has estado triste. Incluso tu seño del cole lo ha notado. 

Este año has empezado el cole de mayores. Desde el primer día fuiste muy contento. Los primeros días estaba preocupada porque, pese a que te gustaba ir, en el recreo no querías jugar y sólo estabas con tu seño. Ella me decía que no me preocupase. Pero, pese a ser yo también seño y saber que es algo completamente normal, no podía dejar de preocuparme. Sin embargo un día empezaste a correr en el patio y no has parado. Te has hecho un amigo inseparable y, aunque no estáis en la misma clase, siempre que podéis estáis juntos. Es curioso porque su mamá y yo fuimos juntas a clase de preparto.

Los primeros días tampoco hablabas con tu seño. Ella me preguntaba y yo le decía que era tu carácter. Cuando no conoces a las personas o la situación es extraña para ti sueles tener una actitud de observador hasta que te sientes cómodo. Y así fue. Un día empezaste a hablar con ella y, como ocurrió con el patio, no has vuelto a parar. Ella está muy contenta contigo. En el primer trimestre le pedí una tutoría para ver cómo te habías adaptado y como te estaba yendo durante el curso y todo fue muy positivo. Además descubrí que tu seño también era monoparental y desde ese día empezamos a tener un feeling especial entre nosotras. 

Sigues teniendo adoración por los coches y demás vehículos. Todo lo que tiene ruedas te fascina. Este año hemos introducido actividades nuevas como juegos de mesa y arena mágica, que te encanta. Te sigue gustando mucho el agua y bañarte. ¡Cómo me cuesta sacarte de la bañera! Hablas mucho. Pero mucho mucho. Y nos reímos muchísimo con tus expresiones y reflexiones. ¡Te quedas con todo! Durante el verano, y tras muchos meses sin usarlo, volvimos a practicar el porteo. Esta vez a la espalda y ¡nos encantó la experiencia! 

Cuarto cumpleaños de Bebé Pingüino

Hay veces que siento que no acabo de ser la madre que tú te mereces. El cansancio y el agotamiento hacen que, a veces, sienta que no puedo más. Tú eres un niño y no deberías pagar eso, de ninguna de las maneras. Pero, en ocasiones, me frustro o siento que no llego a todo, y lo pago contigo. No es algo de lo que me sienta orgullosa, para nada. Intento mejorarlo día a día. Tú haces que yo siempre quiera ser mejor persona. Haces que siempre quiera estar bien y ser feliz. Y da igual lo triste que pueda estar o lo mal que me pueda sentir, porque vienes, me abrazas y todo lo demás pierde la importancia que creía que tenía. Sólo me importas tú. Sólo me importa que seas feliz. Y eso es lo que intento que suceda cada día.

Es curioso porque, durante los días previos a tu cumpleaños, no ha dejado de rondar por mi cabeza el día del parto y los primeros días en casa juntos. Obviamente son momentos que no quiero olvidar jamás pero llegados estos días parece que mi mente, automaticamente, me los recuerda aún más. Y a mi me encanta revivirlos y darme cuenta de que, aunque ya hayan pasado 4 años, aún siguen ahí como si fuera el primer día que ocurrió.

¡Te quiero mucho, mi pequeño pingüino!