lunes, 21 de diciembre de 2015

MI FIV: DESARROLLO FOLICULAR

Como comenté en la anterior entrada sobre mi FIV, quedé con el médico en que llamaría con la regla de Enero de 2015 para comenzar. El problema fue el mismo de siempre. La regla se retrasó. En Enero no hizo acto de presencia y en Febrero tampoco. Así que decidí llamar y me dio cita para hacerme una eco y ver qué pasaba, aunque presuponíamos que habría folículos residuales, como ya me había pasado otras veces. Así fue. Tenía un folículo residual que hacía que no me bajara la regla. Me mandó tomar 2 óvulos de 200mg de Progesterona durante 5 días (mañana y noche). Al dejarla, la regla debía hacer acto de presencia. En ese momento debía empezar a tomar pastillas anticonceptivas. En mi caso tomé Drosure, ya que tenía una caja entera en casa y él me dijo que daba igual una que otra, que lo que importaba era la función de controlar que ese ciclo no hubiera actividad ovárica. El día que empezara a tomarlas también debía llamar a la clínica para que el médico me dijera cuántos días debía tomarla. Fijamos unas fechas provisionales. Si la regla me venía el día que el médico calculaba tendría que ir a control a mediados de Marzo. 


Mi FIV: Desarrollo folicular


Después de tomar esos 5 días la Progesterona la regla me bajó. Pero no en la fecha que él tenía prevista sino varios días después. Empecé con las anticonceptivas y llamé a la clínica para informar de que me había bajado y para retrasar la fecha de la cita debido al retraso. En esa cita él debería ver cómo iba y si las dejaba para provocar que bajase la regla y empezar los pinchazos o si seguía con las pastillas más tiempo. El día de la cita me hizo eco y vió que todo estaba bien. Las pastillas habían hecho su efecto y habían cumplido su función y, por tanto, la actividad ovárica está parada. Me dijo que tomase la caja entera de anticonceptivas y cuando me bajase la siguiente regla que llamase para pedir cita. Me mandó Puregon para que a partir del 2º día de regla empezase a pincharme 200IU cada día. Nunca me había pinchado Puregon. Me gustaba porque tenía un mecanismo muy similar al Gonal, era una pluma precargada muy fácil de preparar y con una aguja casi imperceptible, lo que lo hacía más cómodo. Tampoco me habían mandado nunca tantísima cantidad, nunca más de 75IU, claro que para FIV la cantidad es bastante superior que para IAD.


Mi FIV: Desarrollo folicular
(Medicación utilizada en mi FIV)

Como quedamos, una vez me bajó la regla llamé para pedir cita y me la dieron para pocos días después. Mientras, yo tenía que pincharme, como os he dicho, 200IU de Puregon todos los días. El día de la cita me hizo, como siempre, una eco. Y la verdad es que se sorprendió bastante porque decía que no esperaba la respuesta que estaba teniendo, que iba demasiado bien. Mi endometrio estaba en 5,7mm, aún era pequeño, pero llevaba pocos días de ciclo con lo que aún tenía que crecer bastante más. Y los folículos no pude ni contarlos. Eran una barbaridad. Más de 10 en cada ovario, de entre 6-14mm. Me pareció que era una buenísima cantidad. Tengo que reconocer que hasta ese momento tenía mucho miedo de no tener una buena respuesta y desarrollar pocos folículos y que no sirviesen. Aún así hasta el final una no puede estar tranquila porque hasta el día de la punción no se puede saber si realmente son buenos o no. Ese mismo día también me hizo una analítica para ver mi nivel de Estradiol. Me dieron cita para el próximo control y me dijo que en el caso de haber un resultado raro en la analítica me llamarían por teléfono para cambiar la cita. Mientras, debía seguir pinchándome 200IU de Puregón durante 4 noches y añadir a las tres últimas noches un vial de Orgalutran, otra medicación que tampoco me habían mandado nunca, y me avisó que me podía picar un poco después de pincharme e incluso ponérseme la piel algo roja. Así fue, aunque no demasiado.



Mi FIV: Desarrollo folicular
(Medicación utilizada en mi FIV)

A principios de Abril de 2015 tuve el siguiente control. Esta vez me vio otro médico porque me tocó la cita en sábado y mi médico libraba. El endometrio estaba perfecto, ya medía 10mm. Y los folículos habían crecido como churros. Empecé a contar pero perdí el control. Más de 30 folículos entre ambos ovarios. Incluso, al final, el médico dejó de contar y dijo que ya era suficiente, que había más pero más pequeños. Ese mismo día me programaron la punción para el 6 de Abril. Y me hicieron también una analítica para ver niveles de Estradiol y Progesterona. Además el médico quería saber también si estaba al borde de la sobre estimulación debido a la cantidad de folículos que tenía, ya que, en ese caso, la transferencia no podría hacerse seguido, por los riesgos que podría conllevar, y habría que dejarlo para el siguiente ciclo. Cosa que ya había contemplado con mi médico, aunque en parte quería terminar ¡ya! Efectivamente estaba al borde de la sobre estimulación, había un márgen mínimo pero el médico consideraba que era mejor no arriesgarse porque podría tener efectos negativos como hincharme demasiado, tener hemorragias que perjudicaran la implantación, en caso de embarazo podría ser de riesgo... Lógicamente, quería que todo saliera bien y total, con todo lo que había esperado ¿qué más me daba esperar un mes más o menos? Esa noche debía pincharme Decapeptyl, ya que los embriones iban a ser congelados. Si la transferencia hubiera sido seguida hubiera tenido que pincharme Ovitrelle. En mi caso, debía mezclar dos viajes de polvo de Decapeptyl en uno sólo de líquido. Me dieron indicaciones sobre qué hacer para el día de la punción y también me dieron un Trankimazin para que me lo tomara, si quería, la noche anterior a la punción para ir relajada.

Mi FIV: Desarrollo folicular
(Medicación utilizada en mi FIV)

Sólo había un día entre ese último control y el día de la punción. Estuve muy nerviosa pensando que habría podido ovular. Esa era mi mayor preocupación. También reconozco que tenía miedo al día de la punción. No por la punción en sí, sino por la vía. Sí, soy así. Me daba más miedo la aguja de la vía que la propia intervención. Esto tiene una explicación y es que hace años me operé de los ojos, operación de la que ni me enteré, pero me pusieron una vía en la mano y ¡aún recuerdo aquel dolor! Pero bueno, ya quedaba menos y lo único que realmente me importaba era lograr mi sueño de una vez.

 - - - -

¿Tuviste que recurrir a reproducción asistida para lograr ser madre? ¿Te realizaste alguna fecundación in vitro? ¿Cómo fue? 

Si quieres, puedes seguir leyendo cómo fue mi FIV:

- Mi FIV: Consentimiento y pasos previos.
- Mi FIV: Punción folicular.
- Mi FIV: Transferencia embrionaria. 

6 comentarios:

  1. Hola guapa yo empezare fiv en enero. La verdad que me siento como tu no tengo miedo a la intervencion si no a la aguja de la via jajajaj estoy deseando leer mas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, pues ya ves que en mi caso el miedo de la aguja quedó en nada porque ni me enteré apenas. A ver si tienes suerte y no te la ponen en la mano. De todas formas, luego me enteré, que tú puedes pedir que te la pongan en brazo o mano según mejor te vaya. Mucha suerte para tu fiv!!!

      Eliminar
  2. Ay chicas yo estoy igual tambien empiezo ya con la siguiente regla y me da miedo todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha suerte!!! Los miedos, como ves, son muy normales. Porque ya no se trata de la punción o de la via. Estamos hablando de ilusiones, esperanzas y, sobre todo, sueños. Y es ahí donde el miedo se hace más presente. Poner muchas expectativas en algo que deseas con todas tus fuerzas y que sólo quieres que salga bien. Intenta estar relajada. Sé que es muy difícil. Te deseo que todo salga muy bien!

      Eliminar
  3. Yo usé Puregon en mis 4 IAD, es comodísimo. Que pasada de respuesta tuviste, qué maravilla! Yo tengo suerte, pq no le da miedo ni las agujas ni nada de eso, menos mal! Con la de agujas que vemos... ;)
    Esta entrega por partes no va bien con mi impaciencia, jajaja Un besoooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, no te preocupes que esta semana se queda toda la FIV terminada. Es que me enrollo mucho y me gusta contarlo bien así que se me hace muy extenso. Yo en la primera IAD use Gonal, que es el mismo mecanismo. Y menos mal que empecé en el mundo de los TRA con esa medicación porque me hizo los pinchazos fáciles. Luego ya me pasaron a otras cosas más "complicadas" pero gracias a ese comienzo tan fácil pude ver que no era para tanto. Un abrazo guapa!

      Eliminar

Al dejar un comentario en este post das tu consentimiento para el almacenamiento y gestión de tus datos por parte de Andrea Sánchez, responsable de Las aventuras de bebé pingüino, cuya única finalidad es gestionar los comentarios que realizas en este blog. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Blogger (operador de web) y no serán utilizados para ningún tipo de uso comercial ni publicitario. Podrás ejercer tu derecho a modificar o eliminar tus datos enviando un email a: lasaventurasdebebepinguino@gmail.com

No olvides leer la Política de Privacidad, Aviso Legal y Política de Cookies de este sitio web para consultar todo lo relativo a Protección de Datos e información adicional (lo puedes encontrar en la parte inferior del blog)

¡Anímate a comentar! Me hará mucha ilusión leerte.