lunes, 9 de noviembre de 2015

SENTIMIENTOS Y REACCIONES TRAS CUATRO IAD NEGATIVAS... ¿Y AHORA QUÉ?

Después de las cuatro inseminaciones artificiales negativas tocaba pararse a pensar. Como comenté aquí, esperar 15 meses me parecía una locura. Me parecía una locura porque ya llevaba más de 1 año con pruebas, con tratamientos... y una parada así, tan brusca, me dejaba un poco loca. Había estado en camino mucho tiempo, cada vez lo había visto más cerca y tener que esperar tantos meses se me hacía difícil. Como comenté, una cosa hubiera sido tener que esperar desde el principio. Se toma con otra filosofía, te lo planteas de distinta forma, pero así, en mitad del camino... No.

Sentimientos y reacciones tras cuatro IAD negativas... ¿Y ahora qué?

Ir a una clínica privada no había entrado en mis planes nunca. Ya desde el principio de los tiempos, cuando era bastante más joven y decía que algún día sería madre y que si no tenía pareja lo haría con un donante, mis padres me decían que me ayudarían en lo que pudieran y buscaríamos la mejor clínica. Pero no pensé que, años después, eso se convertiría en mi primera opción. Ni mucho menos. De hecho, como comenté aquí, el hecho de que la Seguridad Social, en mi Comunidad, lo cubriese, fue un aliciente importante para ponerme a ello. Si no hubiese sido así, mi deseo de ser madre hubiera tenido que esperar algún tiempo más porque el dinero de los tratamientos es excesivo, a mi parecer.

Sin embargo, una vez ya había empezado, con todas las pruebas hechas y cuatro tratamientos realizados ya no podía parar. Me resultaba inútil. Fueron un poco mis padres los que tomaron la iniciativa y la decisión por mí, me dijeron que buscase clínicas, que escogiese la mejor y que me olvidara de todo lo demás. Que si había otras opciones había que exprimirlas todas. Algo que nunca podré agradecer lo suficiente pues yo sola no hubiera podido.

El buscar clínicas me suponía un nuevo reto. En mi provincia, por suerte, hay muchísimas clínicas de reproducción. Unas más conocidas, otras menos... Mi plan era ir a todas las posibles pero había aspectos que no me acababan de convencer. Uno de ellos es que muchas de esas clínicas eran llevadas por ginecólogos de la Seguridad Social, algunos de ellos me habían tratado durante mi paso por la UR y no me apetecía nada tener que recurrir a ellos cuando, claramente, me hicieron sentir mal allí. No me sentí comprendida, no sentí que personalizaran mis tratamientos, que valoraran mis antecedentes, ni que se preocupasen por cómo me podía sentir... Sé que son médicos y que no tienen porqué comportarse así, pero en una Unidad, como la de Reproducción, que llegan cientos de mujeres hormonadas y tristes porque su mayor deseo en la vida no lo consiguen, deben, al menos, tener un poco de empatía y mirarte a la cara cuando les hablas. Por otro lado, ¿Si no habían conseguido que me quedara embarazada cuando me estaban tratando en la Seguridad Social, qué iban a hacer de diferente en su clínica?

Tampoco entiendo el cambio de actitud de los profesionales que, según dónde estés, te atienden de un modo u otro. Por ejemplo, en la Seguridad Social no te explican nada, lo justo y necesario. Por suerte yo sabía bastante sobre tratamientos porque tengo varios grupos de mamás solteras con los que hablo mucho y estaba bastante enterada de muchos aspectos. Pero si les preguntaba algo se limitaban a contestarme lo más escuetamente posible. Y muchas veces realmente no me aclaraban nada. Sin embargo, si vas a la clínica privada de ese doctor te lo explica absolutamente todo. ¿Porqué ese cambio? ¿Acaso los pacientes de la Seguridad Social nos merecemos menos? Entiendo que en los privados pagas por ello pero la Seguridad Social también la pagamos, ¿Es porque tienen menos tiempo para atender a cada paciente? Puede ser, pero no me gusta. El día que me dijeron que tenía un quiste residual me fui a mi casa asustada, pensando que quizás en meses no podría hacerme otra IAD, porque las explicaciones de este médico no me convencieron lo suficiente, me sentí preocupada.

No me gusta que uno de esos profesionales que tiene clínica privada me hiciera una IAD cuando sólo tenía 1 folículo en la trompa obstruida, sabiendo que mi porcentaje de éxito era realmente bajo, sólo un 5%. Era un fracaso. ¿Hubiera hecho lo mismo en su clínica? Apuesto a que no.

Otro de los aspectos que no me gustan es que muchas clínicas tienen horarios muy limitados. Lo mismo sólo trabajan por las tardes y nunca los fines de semana. Esto ocurre porque muchos de ellos, al trabajar también en la Seguridad Social, tienen que compaginar horarios. Me parece muy bien por ellos pero mi ciclo, ¿quién me lo controla? Se supone que ellos deben amoldarse a nosotras, a nuestros ciclos, a nuestra ovulación y de esta forma no lo hacen. Si te toca ovular un sábado te lo hacen el viernes o esperan al lunes, como hacían en la Seguridad Social, y eso es algo que al buscar privado quería tenerlo en cuenta.

También quería, en la medida de lo posible, tener un médico estable. No pasar en un mismo tratamiento por 5 médicos distintos, cada uno con sus opiniones y su forma de proceder. No lo veo normal porque no te pueden hacer un seguimiento realmente bueno.

Y, por último, una cosa en la que yo no caí pero que algunas amigas me recomendaron es que la clínica tuviera un buen laboratorio. Para IAD quizás no era tan importante pero mi idea ahora era pasar ya a FIV por lo cual, aquí sí, el papel del laboratorio es fundamental.

Con estas ideas ya lo tenía claro, mi siguiente paso era buscar una clínica privada, pero no cualquier clínica, sino aquella en la que yo sientiera que de "ahí sí" iba a salir con mi bebé en la barriga. Quería una intuición, sentir un flechazo, estar convencida al 100% y así fue.


- - - - 

¿Pasaste por un periodo de reflexión como el mío? ¿Te costó mucho decidir qué clínica privada elegir? ¿Qué puntos tuviste en cuenta o valoraste más?

4 comentarios:

  1. Pues me alegra saber que así fue porque en todo lo que comentas llevas mucha pero que mucha razón y fue una suerte que estuvieses puesta en el tema y compis con buenas recomendaciones, porque a veces se nos escapa algo y ya dicen que cuatro ojos (o los que sean) ven más que dos.
    Lo de la SS muchas muchas veces es imcomprensible, molesta y fastidia enormemente.
    Espero que muchas chicas en tu misma situación lleguen a leerte y les sirva de guía y ayuda.

    Un abrazo compi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Eso espero, servir de apoyo y ayuda a tantas que pasan por nuestra situación y que están tan pérdidas como lo estábamos nosotras cuando empezamos. Todas empezamos muy ilusionadas pero nadie nos avisa de que este camino es duro y puede que muy largo. Es importante tener gente en la que apoyarse.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. En mi caso, al no cubrirme la SS tuve que ir desde el principio a clínicas privadas. Para mi fue muy, muy importante, aparte de cosas lógicas como sus profesionales, laboratorios, quirófanos, instalaciones en general... ese trato personal. Huí de las clínicas que cuando me veían no sabían ni quien era y me quedé con la que me dio ese trato humano y familiar que yo necesitaba.
    Hacemos esto solas, ese punto, en nuestro caso, es más importante que nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con lo que comentas. Sentir que "perteneces" a ese sitio es fundamental, que te hablen por tu nombre, que conozcan tus problemas... En la SS nunca se acordaban que tenía la trompa obstruida, tenía que recordarlo yo! Así que imagina! Por suerte, encontré tb ese trato que buscaba.

      Eliminar

Al dejar un comentario en este post das tu consentimiento para el almacenamiento y gestión de tus datos por parte de Andrea Sánchez, responsable de Las aventuras de bebé pingüino, cuya única finalidad es gestionar los comentarios que realizas en este blog. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Blogger (operador de web) y no serán utilizados para ningún tipo de uso comercial ni publicitario. Podrás ejercer tu derecho a modificar o eliminar tus datos enviando un email a: lasaventurasdebebepinguino@gmail.com

No olvides leer la Política de Privacidad, Aviso Legal y Política de Cookies de este sitio web para consultar todo lo relativo a Protección de Datos e información adicional (lo puedes encontrar en la parte inferior del blog)

¡Anímate a comentar! Me hará mucha ilusión leerte.