lunes, 30 de abril de 2018

SER MADRE SOLTERA NO ES CUESTIÓN DE EDAD

Las estadísticas más recientes muestran que la mayor parte de las mujeres que deciden ser madres solteras son mujeres en torno a 40 años, con una estabilidad laboral y económica. El motivo que las lleva a tomar esta decisión es, en una gran parte de los casos, el hecho de no haber encontrado pareja y encontrarse al límite de su fertilidad. 

Sin embargo quiero romper una lanza a favor de todas aquellas madres solteras que lo somos a una edad mucho más temprana. Y es que no todas decidimos ser madres solteras por esos motivos. Algunas decidimos serlo como primera opción.

Ser madre soltera no es cuestión de edad

Mi caso es muy diferente al de muchas madres solteras por elección. Yo siempre tuve claro que el modelo familiar que más se asemejaba a mi forma de vivir o de ver la vida era éste. Ya en el instituto lo hablaba con mis amigas, e incluso con mis padres. Siempre decía que si dado el momento no había encontrado a nadie sería madre soltera con ayuda de un donante anónimo, que iría a una clínica para que me ayudasen. Incluso mis padres, en más de una ocasión, me comentaron la posibilidad de ayudarme económicamente si eso ocurriese, mostrándome todo su apoyo.

Siempre he querido ser madre y siempre he querido ser madre joven. Entiendo que no todas las mujeres, sólo por el hecho de ser mujer, tienen que ser madres. Entiendo y respeto que haya mujeres que no quieran tener hijos y tengan otros objetivos en la vida que las hagan más felices. Pero para mí ser madre era muy importante. Sentía que era algo que necesitaba para completarme y sentirme realmente feliz y plena.

Mi camino de búsqueda empezó cuando tenía 25 años, cuando llegó un momento en el que mis ganas de ser madre se convirtieron en una especie de obsesión. Iba a comprar y me paraba en los escaparates de ropita de bebé o puericultura, salía a pasear y sólo veía bebés y embarazadas, compraba una revista para leer y era alguna relacionada con bebés... Creo que el punto final fue cuando fui a ver a una amiga al hospital porque acababa de ser madre. Cuando vi al bebé sentí una envidia insana. No es que no me alegrase por ella ¡ni mucho menos! pero de repente sentí un vacío en mí, como si me faltase algo. Y entonces me di cuenta de que ese "instinto" maternal del que muchas hablan había venido para quedarse. 

Si me leéis habitualmente sabréis que mi camino fue bastante largo y duro. Pero absolutamente todo mereció la pena. Yo miro atrás y lo recuerdo todo con mucho amor y cariño porque fue una época especial, en la que luchaba por un sueño. Buscaba a mi bebé. Y todo lo vivido no hizo otra cosa que enseñarme cada día cosas nuevas y, además, me ayudó a conocerme mucho más.

En todo el camino he conocido muchas madres solteras por elección y me ha sorprendido comprobar cómo la mayoría no eran excesivamente mayores, tal como las estadísticas suelen mostrar. Entre mi tribu se encuentran dos grupos de monoparentales. Uno a nivel de Andalucía y otro más general. En ambos hay muchas madres que lo fueron, o que comenzaron el camino aunque se alargó demasiado, por debajo de los 35 años. Y en todos los casos decidieron ser madres por sentimiento maternal, no por sentir que era la última oportunidad de lograrlo. De ahí mi desconformidad con ello. Leo entrevistas y artículos en el que muchas madres dicen que recurrieron a esta opción como una última opción de conseguir tener un hijo. Entiendo su postura pero no me gusta que generalicen porque para mí, como para muchas otras, este modelo familiar fue mi primera opción.

Lo fue también para Ángela, del blog Una madre legal, que con 24 años dio el paso de comenzar su búsqueda en solitario. También para Elena, del blog Mamá Soltera que lo llevó a cabo con 32 años. Ambas coinciden conmigo en el hecho de que no querían esperar que llegase la persona adecuada porque ser madre era más importante para ellas que el hecho de tener pareja. Tampoco quiso esperar demasiado Rocío, del blog Madre Solterona, que sobre los 30 años tomó la decisión y la llevó a cabo.

Todos estos casos son sólo unos pocos de los muchos que podemos encontrar de mujeres que, muy por debajo de los 40 años, tienen claro su deseo de ser madre por encima de cualquier otra cosa.

En ninguno de los casos renunciamos al hecho de tener pareja sino que hemos priorizado nuestra necesidad o ganas de ser madres al de tener un compañero porque no concebimos el esperar encontrar una persona adecuada para tomar la decisión. Porque una no sabe cuándo va a encontrar a esa persona y si va a ser la adecuada. Y la realidad es que el tiempo pasa muy deprisa y hay muchos factores que juegan en contra, como nuestra fertilidad.  

Por tanto, pese a las estadísticas (que, por suerte, cada vez van cambiando más) no todas las que decidimos ser madres solteras y formar una familia monoparental lo hacemos como la última opción que tenemos disponible para ser madres. Es decir, creemos en este modelo familiar y apostamos por él por ser tan válido como cualquier otro. Podíamos esperar más años para formar nuestra familia pero hemos decidido que no hay razón para esperar... ¿Esperar el qué?

Sin duda puedo afirmar, en mi nombre y en el de resto de mis compañeras, que somos felices y que nuestra decisión no ha sido anticipada y pensada de una forma rápida debido a nuestra edad. No sentimos que la maternidad nos haya robado parte de nuestra vida por haber decidido serlo tan jóvenes. El hecho de ser jóvenes ha sido un aliciente más para llevarlo a cabo y para disfrutar plenamente de nuestros hijos. Somos, y éramos, conscientes de lo que la maternidad suponía. Muchas incluso llevábamos tiempo informándonos, conociendo experiencias de otras madres y estudiando los posibles pros y contras que tiene ser monoparental. En mi caso lo hice por ampliar mi conocimiento sobre el tema pero nunca tuve dudas de que iba a ser así.

Hoy mi hijo tiene ya 2 años y puedo decir, con total seguridad, que nunca he tomado una mejor decisión en mi vida. Le miro y sé que sencillamente tenía que ser así.

 - - - - 

¿Conoces alguna madre soltera por elección, con qué edad o llevó a cabo? ¿Eres tú madre soltera, lo hiciste como primera o última opción?

11 comentarios:

  1. ¡Qué buen post! Mucha gente piensa que la maternidad en solitario es cosa de mujeres que por edad han renunciado a tener hijos en pareja. Y es bueno aclarar que no siempre es así.

    Somos bastantes las mujeres jóvenes que hemos dedicado dar el paso, ya sea porque queríamos tener hijos pronto o porque nunca nos hemos planteado una maternidad tradicional. Y no somos unas inconscientes ni raras por ello.

    Gracias por nombrarme. Pero sobre todo gracias por abordar el tema con la claridad, el cariño y respeto que tanto te caracteriza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras siempre. Intento abordar las cosas como a mi me gustaría leerlas y, por supuesto, el cariño y el respeto van intrínsecos a ello. Aún tenemos mucho que hacer por visiblizar nuestra situación, juntas somos más fuertes. Cómo no iba a nombrarte???

      Eliminar
  2. Creo que has abordado un tema muy interesante y también necesario. Cada vez más, las mujeres y la sociedad en general, se dan cuenta de que alejarse de “lo tradicional” no es nada malo, de que podemos elegir la maternidad de forma individual e independiente, y de que esa elección ya no es un plan B, sino que también puede ser un plan A maravilloso. Ser conscientes de ello nos hace más libres y más fuertes. ¡Ole tú por darle visibilidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar y por ayudar en esta visibilidad. Creo que es muy necesaria para normalizar una situación que ya de por sí es normal pero que mucha gente aún desconoce. Seguiremos luchando!

      Eliminar
  3. Yo no conozco ninguna madre soltera por elección, aparte de ti 😜😜. Supongo que lo frecuente es hacerlo más tarde por las dificultades de hacerlo en solitario y de ahí las estadísticas. Por otro lado la edad media a la que las mujeres son madres es superior a las vuestras. Debíais tenerlo muy claro. La verdad es que ser madre joven es un acierto. Yo tal vez lo hubiera adelantado un par de años pero luego pienso lo que hice esos años y 🤔🤔🤔 jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, bueno, cada mujer tiene su momento, está claro! Y eso es lo que defiendo, que aunque las estadísticas hablen de maternidad en torno a los 40 años, somos muchas las que decidimos serlo antes. Las estadísticas no mienten pero a veces parece que las que somos madres jóvenes somos inconscientes y un número muy reducido y no es así para nada.

      Eliminar
  4. Pues tienes toda la razón, muchas veces se relaciona con tener ya una edad cerca de los cuarentena y no tener pareja. Es una decisión más, no una última opción.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Pero aún hay mucha falta de información, de ahí la importancia de visibilizar.

      Eliminar
  5. Lo he leído un par de veces y me encanta este post! Como sabes yo empecé mi andadura para madre soltera con 28 años y lo fui con 30 años , ahora mi príncipe tiene 20 meses! Tuve que escuchar comentarios como que si era una egoísta por hacer que ese niño viviera sin un padre o como que tener un hijo en pareja es mucho más bonito bonito por que tienes con quien compartirlo... en fin... siempre quise ser mamá joven, con o sin pareja, pero joven para poder jugar con el, tirarnos al suelo, saltar, jugar en el parque.. vivir su adolescencia joven y con fuerza.. y con el tiempo también me di cuenta que no quería tener la mínima posibilidad de que mi hijo llegase a ser un “hijo maleta”, tal y como está todo hay más separaciones que matrimonios! Así que me decidí hacerlo y cada día que pasa estoy más orgullosa de ello! Soy Mili.mspe de instagran un beso

    ResponderEliminar
  6. Soltera y con hijo9 de mayo de 2018, 11:49

    ¡Hola! Gracias por escribir esto y hacerlo visible :). Yo también soy MSPE, mi primera visita a la clínica fue a los 28 y con 30 fui mamá, igualito que Mili. Siempre tuve claro que quería una familia y el no tener pareja en ese momento diría que hasta me animó más, no cabían dudas.

    Yo creo que ahora somos una nueva generación de MSPE convencidas. Una vez, una MSPE de unos 40, al saber mi edad, me dijo: "tu eres madre soltera por elección y por CONVICCIÓN", y la verdad es que creo que llevaba razón. Para mí, esto no es ningún plan b.

    ResponderEliminar
  7. Me alegro mucho! Hemos coincidido en edad y en todo ����

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario en este post das tu consentimiento para el almacenamiento y gestión de tus datos por parte de Andrea Sánchez, responsable de Las aventuras de bebé pingüino, cuya única finalidad es gestionar los comentarios que realizas en este blog. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Blogger (operador de web) y no serán utilizados para ningún tipo de uso comercial ni publicitario. Podrás ejercer tu derecho a modificar o eliminar tus datos enviando un email a: lasaventurasdebebepinguino@gmail.com

No olvides leer la Política de Privacidad, Aviso Legal y Política de Cookies de este sitio web para consultar todo lo relativo a Protección de Datos e información adicional (lo puedes encontrar en la parte inferior del blog)

¡Anímate a comentar! Me hará mucha ilusión leerte.